guataguík

La semana está terminando estupendamente. En el trabajo, es de esos dìas que tengo tantas campañas y pendientes que no sé por donde empezar… pero el día se me arregló con la llamada del marido de la viejujis chocadora del estacionamiento No.6, que se dignó a darme el Ok con el presupuesto del choque. No excuse me, no sorry. No nada.
Pero bueh, al menos mi moto va a quedar nueva otra vez. Quite an advance.

¿Qué más? Que los panes del Pizza Piola debieran estar prohibidos. Recién hechos, untados con aceite de oliva (di veritá!) y pesto o ajìes, se te mete un kilo en la boca y ni supiste. Así que creo que mi ombligo hizo “pop” en algún momento, entre el pan, la risa y la espera a nuestra invitada –lo pasamos bien igual; don`t worry-; los ñoquis 4 quesos, el pisco sour y la torta nera (nota mental: no hay como la tarta de zanahorias). Uf. A las 4, cuando volví a mi escritorio, me quedaba dormido solo.

A la vuelta, el taco se vuelve un videoclip.
Ok, no debiera andar con mi Nomad encendido escuchando música mientras ando en la moto… pero el viento en las orejas es tanto o más fuerte que Olivia Ruiz gritándome algo en francés en stereo.
Así que es como lo mismo.
Dean Martin, de hecho, la nota freak de mi compilado-ida-y-vuelta, hizo que anoche el taco me pareciera medio navideño -¿será porque las primeras canciones que le escuché eran villancicos?-; con las luces de los autos en perspectiva, todas rojas y prendidas como arbolito, faltó el Jojó y estábamos.
En fin. Fijo que la Romi me reta porque ando usando el mp3 en la moto… ¿pero y los autos?
Ya, en el auto usas cinturón y no eres tú tu propio parachoques. Got it.

“No, no es una casetera. Es un mp3 de 40 gigas, así que más respeto, ah?…”

Stop.
Y la llave en la puerta.
Y la Mopa que me mueve la cola.
Y full en la cocina haciendo los piscos sours…
Y se nos acaba el día entre risas -otra vez-, comida rica -once again-, pisco sours hechos por mi, con limón de pica y todo -quite an advance, otra vez-… y la sensación de que esta semana dormí re poco, pero lo pasé tan bien que no importa.
Total, es viernes.
Otra vez.

6 Comentarios Agrega el tuyo

  1. kyol dice:

    oiga..su vida se me hace a un guen comercialy los digo desde la peorss envy del mundo. jo!dos cosas:•celente por lo de su moto. celente.vieja fea!• dean martin tiene un TEMON..teeemónn”everybody love somebody sometimes..”wow!nostalgia pura de mis domingos infantiles.escuchando los “recuerdos bonitos en aurora f.m”

  2. claudiapop dice:

    al fin viernes,,, todo un suceso pasar una semana mas,,, cierto,, con todo eso… y mi mp4 solo es de 256…suerte,,, con lo psico sour, nada mejor q los hechos en casa

  3. palomé dice:

    Me había olvidado que me encantaba leer tu blog.Tu vida de verdad se hace como la de un muy buen comercial.Excelente.Es que llegué a sentir ese pisco sour con limocito e´ pica. Y no puedo imaginar nada mejor que ir en moto escuchando a Olivia Ruiz.un abrazo.paloma.

  4. Gracias! Jajaja, también leo seguido el tuyo. Salu2.

  5. Mmmm … yo paso a saludar apuradita, he estado con mucha actvidad también. Pero sigo leyendo!Eso.

  6. Fran dice:

    Qué rico es leerte he imaginar todo lo que cuentas… bravo por los buenos momentos y las risas también !Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s