15 inches world


Mi mac es un computador. Primero que todo. Obvio. Reviso mis mails, hago presentaciones, escribo guiones y estrategias. Trabajo.
Pero también es mi cine personal: apagando las luces y acostado en la cama, con los audífonos puestos y disminuyendo al máximo el led del teclado, faltan las puras cabritas.

También es mi colección de comics: basta girarlo y tomarlo igual que un libro. Las páginas se pasan con el botón del pad.
Y mi tele: si quiero ver Lost, Heroes, Pushing Daisies, Family Guy o Entourage, sólo tengo que hacer click y ya estoy viendo mi serie favorita.

También son mis recuerdos .Y no sólo hablo de mi agenda (que mágicamente pasa a mi teléfono con un sólo click del iSync: hablo de recuerdos reales. Las mejores fotos de mis hijos; los videos más divertidos que he visto. Los DVDs que grabo sagradamente cada trimestre con las grabaciones familiares.

Mi mac es mi puerta abierta a lo que quiera ver, cuando quiera ver y donde lo quiera ver. Es el anti-aburrimiento entre vuelos, hoteles en solitario y esperas. Es mi forma de conectarme con los que quiero y, por una ventanita minúscula de Skype, hacer como que estamos al lado. O preguntarles ¿qué haces en este momento?

Y pensar que hay gente que no entiende. Que cree que cuando estás en un computador, mirando la pantalla, estás abstraído del mundo.
Cuando es todo lo contrario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s