Domingo de trenes, árboles y comida peruana.

La entrada para los 4 no salió más de $3,000 en total.

 

Al salir, un mote con huesillos notable, con ese dejo de naranja como lo hacían las abuelitas (a la entrada del parque, como devolviéndose), y luego una mala noticia: todo el resto de los museos, excepto el de Ciencia y Tecnología -ninguna maravilla, la verdad-, siguen en mantención por el terremoto. Y el Artequín con su fachada eiffelesca, continúa también misteriosamente cerrado. 

En fin. Caminamos hacia el de Ciencia & Tecnología… y en el camino, nos encontramos con decenas de castañas entre la hierba. ¡Época de castañas! Y mis hijos, santiaguinos como son, alucinando con la recolección improvisada. 

Dsc00558

Así que parece que entre tanto recolectar, activamos el hambre. Y aprovechando mi antojo de la semana, nos fuimos al notable Perú Mágico. Una “picada” que me habían recomendado, justo en la esquina de Pedro de Valdivia con Irarrázabal… pero que, aunque exquisito y bien atendido como estuvo, no me pareció finalmente tan “picada”. Más bien carillo, la verdad. No tanto como La Mar ni el Otro Sitio… pero de picada… (más info en mi Foodspotting)

Tips a la rápida: piqueo frío para 2 ($10,300); todos los platos a $5,300 promedio.El Suspiro Limeño, exquisito. $2,300. Estacionamiento al frente, en Villaseca.

Un muy buen domingo con un sol cada vez más dorado y amable. Y unos datos que no podía dejar de darles. El museo, al menos, me parece una joyita de Santiago que no se pueden perder.

Cambio y fuera.