Future of Now

Google-glass
Llevo cerca de 13 años trabajando en comunicaciones. Fui un rato locutor mientras hacía mi práctica; escritor en mis ratos de ocio (un cuento publicado; algo es algo) y publicista 24×7 -aunque trate de ser lo más 8×5 posible). Si me leen desde hace rato, sabrán mi proceso mental de Creativo publicitario a Creativo híbrido. Mi decisión de pasar a una agencia más digital; mi regreso a lo boomerang con upgrade a McCann y la parada en la que estoy: Más que publicidad digital, publicidad de la era digital. Por eso, con los ojos en la tecnología, es raro que algo me impresione. Y no lo digo de barsa; simplemente no hay muchos grandes cambios de axioma desde Internet, el Iphone y los tablets. Hemos avanzado a pasitos cortos en redes sociales, los móviles por fin están teniendo su momento -durante 5 años escuché que el próximo era “el año de los móviles”… Y luego sale la Realidad Aumentada. (recordarán cuando lo vi en primera fila en el Ad Tech de San Francisco en el 2008): una tecnología que comienza a perfilarse como el siguiente “boost” tecnológico. Hiperconexión. El término absoluto entre el On y el Off.
He visto prototipos de Audi para ser mecánico sin saber nada, simplemente con reconocimiento de piezas y demos flotantes frente a ti; y ciertamente el video Sight es un tremendo pellizco a ese tekky que todos llevamos dentro… ¿Pero hasta donde vamos a llegar con esa irónica conexión con los que están lejos, mientras estamos más y más lejos de los que están al lado? (Como bien dijo un genio en cierto focus group). Como comunicador no puedo estar más fascinado. Es volver a la era Mad Men. Todo es nuevo. Todo es experimentación… pero no puedo dejar de mirar las rodillas perfectas de mis hijos (el menor recién aprendió a andar en bicicleta hace unos días, ¡y tiene 7 años!); la falta de curiosidad innata a estas generaciones; y para qué decir la profundidad analítica. Con 300 ventanas abiertas (en tu cabeza y en la realidad), el multitasking es un trozo de plumativ en el agua.

 

Cuando chico odiaba las tablas. “Para qué, si tenemos calculadoras”. Ahora ese mismo argumento podemos extrapolarlo al conocimiento completo. ¿Para qué saber cuál es la capital de Argelia, si tengo a Siri? ¿Es bueno ser tan dependientes de la tecnología? ¿Es bueno andar con un disco duro externo en tu bolsillo?…

2 pensamientos en “Future of Now

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s