Huérfano de series

Cuando era chico, programaba el VCR para grabar mis series favoritas. Eso de estar esperando a una hora en especial y hacer mi tarde completa en torno a un programa, por mucho que me gustara, siempre me sonó raro. Años más tarde -desde Lost si la memoria no me falla- me acostumbré a ver todas mis series favoritas online. Y no paré más: Heroes, The Office, SNL, The Walking Dead, Big Bang Theory, 30 Rock, Curb Your Enthusiasm, Last Man on Earth, Family Guy, Louie, Modern Family, Stranger things, Big Little Lies, Suits, Mad Men, WestWorld, Black Mirror, Luke Cage, Dare Devil, Jessica Jones, Silicon Valley, House of Cards, Game Of Thrones… wow. Y seguro que se me quedan algunas fuera.

El problema es que ya no se graban por capítulo para verlas cuando quieres. Ahora la temporada completa está a un “Hey Siri” de distancia. So… el mismo problema que algunos adictos tuvimos con “24” (los que la vimos de una en DVDs del “casero” de las películas): “Una más y termino”, con el una más terminado con el último capítulo onda domingo a las 4 am, con ojeras y tortícolis, hoy se convierte en una ruda y triste normalidad gracias a Netflix y su multipantallez. Toma. La serie completa. De una. En tu tele, tu mac, tu ipad y hasta tu iphone (porque menos mal que no cabe en el Apple Watch). Algo llamado Binge-watching en gringolandia. Acá, Maratón. Pero es la antísesis al deporte; a menos que mirar pantallas saque músculos.

No creo.

Lo triste del Binge, para mi al menos, es que ahora que me terminé Big Little Lies, que acabó Silicon Valley, me zampé Defenders en un finde y queda sólo 1 capítulo de GOT, se viene la cruda temporada de orfandad de series. Winter is coming; y sé que voy a andar deambulando en conversaciones de pasillo esperando encontrarme con un salvador “Cómo, no la viste?”… que me traiga nuevamente la caja de chocolates llena de capítulos. Para zampármelos de una, sin respiro, para mirar la caja vacía y volver a deambular a lo zombie.

Ah, Walking Dead. Se me había olvidado esa.

Con GOT al menos tenías los libros. Al final de la temporada 3 empecé a leerlos (no iba a esperar 8 meses más); y los terminé leyendo por casi 4 meses. Todos. Más de 1,000 páginas el ultimo libro. Y de ahi el acantilado donde terminaron los libros y empezó el screenplay. Con “Hodor” gritando que ahora si que no me salvaba del Season Finale.

Pero no te preocupes. Haz como yo. Siempre hay un comic para escarbar (Walking Dead), una serie para revivir (Dead Note, ahora que viene el Live Action); o algun sucedáneo que te quite, por un rato que sea, el sentimiento de huerfano.

Huérfano de series.
Pd: Ah. Toma. acá te dejo una nueva migaja para calmar tu vacío.

Un pensamiento en “Huérfano de series

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s