Hello I`m a Mac

Un jueves cualquiera, me despierta mi iPhone 6s a las 6.45 am. Mientras me afeito y me ducho me acompaña Apple Music -que me gusta más que Spotify porque las canciones se las pides a Siri-, conectado al Beats Pill. Luego, entro a mi auto y se conecta automáticamente al bluetooth de mi Citycar mientras Siri en mi AppleWatch me recomienda abrir Waze, al tiempo que activa “no molestar”. Desde ese momento, reconociendo el movimiento del auto, si me escribes recibirás una notificación automática: “En este momento estoy manejando. Si es urgente, escribe “urgente” seguido del mensaje y lo leeré”. Le digo a mi muñeca que ponga Beats 1 (la emisora de Apple en Apple Music), mientras hojeo mi agenda de la mañana entre taco y taco. Al llegar a la agencia, conecto mi Macbook Pro a la fuente de poder, abro Keynote y lo conecto inalámbricamente al Apple TV de mi oficina.

En algun momento de la mañana, la App de Roomba (la aspiradora robótica en casa) me avisa que terminó la rutina del día, y que si quiero veo el mapa de limpieza en mi iPhone. Lo ignoro. A las 12,45, Notificaciones me recuerda “Gym!” (al mirar mi Apple Watch, la actualización de WatchOS 4 que salió ayer me muestra contenido contextual via Siri: App de deportes y Apple Music) y me encamino hacia el gimnasio con mis Airpods conectados a mi lista favorita. Durante 1 hora el Apple Watch me mantiene al tanto de mis calorías quemadas y mis pulsaciones, previo registro de si estoy corriendo (en cuyo caso sigo con los Airpods en mis oídos) o haciendo Aerobox (modalidad “Cardio mixto” en el Apple Watch). Al llegar de vuelta al camarín, una vibración leve me dice que “cerré el círculo” diario de Deporte (son tres: Deporte, Estar de Pie y Moverse).

De 14,00 a 14,30 veo algo rápido en Netflix con mi mac (usando los airpods, claro) mientras almuerzo; y durante el resto del día trabajo con Notas -que descubri hace un tiempo, es más práctico que Word-, Keynote e iMovie. De vez en cuando, si no me he levantado de mi asiento, el Apple Watch me recuerda que de una vuelta por la oficina.

Al salir de la oficina, pongo mi playlist favorita o pido simplemente “escuchar musica nueva”, que automáticamente está curada de acuerdo a mis gustos. De vuelta a mi casa,  y luego de haber comido algo y  estar con los niños y la waif, la Isabel me pide ver Peppa Pig en Netflix (via la App Remote del Apple Watch enciendo el Apple TV de mi pieza), mientras yo me echufo los Airpods y leo las News de Apple en mi iPad Air 2, o veo algo también en Netflix en iPad… y le doy buenas noches a Siri, lo que hace que las luces -Philips Hue- de afuera bajen al 30%, se ponga en modo avión y active mis alarmas de la semana.

IMG_8551.jpg

A Apple se le pueden criticar muchas cosas. Porfiados. Elitistas. Careros. Pero lo que sí saben hacer perfectamente, es ponerse en los zapatos del usuario y hacer productos que casi parecen mágicos. En ese momento, el item precio se vuelve un tanto relativo. Desde el iPhone hasta los Airpods, la experiencia de uso del día es simplemente “seamless”. Y eso, además del diseño zen y minimalista, es lo que busca un usuario Mac.

Así que sí. Hola, soy Mac.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s