Embajadores: Usarlos… o hacerlos?

Aquí comiendo mis #PapasCrunchis.

Me encanta mi #AutoDeLujo

Que linda puesta de sol, junto a mis #LentesChori

De un tiempo a esta parte, los embajadores de marca son la mención publicitaria de rigor en nuestro zapping dedístico instagramero. Y algunos se agradecen, otros pasan piola… y otros (los más) definitivamente dan una extraña mezcla entre verguenza ajena y suspiro de paciencia.

¿De verdad piensas que me vas a convencer de que comes papas fritas, con lo flaca que eres? ¿O que me interesa saber con qué limpias tu baño?

Que horror.

Como en todo, el abuso se convierte en hastío. Y la venta de una comunidad (que te sigue porque le interesa lo que haces) con packs de productos sin ton ni son, ha dado paso a lo que considero la segunda etapa en la era de los Embajadores de Marca: los advocates.

¿Qué son? gente que genuinamente ama las marcas. Las sigue, las goza y las vive. Somos los que andamos con el loguito de Apple en el vidrio del auto (aunque ultimamente no sé si dejarlo puesto, pero eso es harina de otro costal); o los que subimos fotos de nuestro Nespresso perfecto, por el simple placer de hacerlo.

Y podrías decirme que es una perdida de tiempo y plata, porque los Advocates, por definición, son gente con pocos seguidores. Fieles; pero full nicho… Y ahi viene el punto. ¿Y si conviertes esa debilidad, en la fortaleza de tu marca? ¿Y si eres tú, marca, quien crea este Embajador, desde el puñado de barro de un advocate?

Instagram hoy permite patrocinar posteos. ¡Sí! Un posteo de una persona común y corriente, pero con un plan de medios detrás. ¿No es eso suficiente “canje” para ambos? ¿No vale más ese posteo, lindo, hecho con cariño, real. mucho más que una foto de estudio de tu marca, en tu ecosistema? Porque, en estricto rigor, el posteo de tu advocate, sigue siendo parte de tu ecosistema, no? Y, finalmente, si ese Advocate pasa de 2,000 a 20,000 seguidores, en parte por su buen contenido; pero en gran parte por tu mecenazgo… ¿no es eso una fidelización a prueba de balas, de personas que realmente aman tu marca?

No me malentiendan. No soy un cínico: las agencias seguiremos usando embajadores, porque claramente un posteo de alguien de 4 millones de seguidores, es un plan de medios en sí mismo. Hay embajadores atingentes, ubicados y que lo hacen increíble… Pero si no es tu caso, ¿no te conviene más construir uno, que darle plata o ropa o celulares a un tipo que, en el siguiente posteo, hará lo mismo con un producto random, que todos sabemos que sólo ocupa porque es gratis?

pexels-photo-693267

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s