Lee en el auto. Mientras manejas.

No, no me pegué en la cabeza.
O quizás sí, pero eso no viene al caso.
Les quería compartir una práctica que realmente me ha cambiado el día; y de paso me ha quitado harto stress de la espalda, entre mi commute diario a la oficina: los maravillosos, subvalorados y tremendamente prácticos podcasts y audiolibros.

photo-1506974851181-9bf0a19d8d06.jpegFoto por Melissa Mjoen. Seca ella.

Podcast:

Siri es mi copiloto. Y si me conoces, sabes que de verdad la uso como mi asistente personal. Desde notas a recordatorios; y desde hace poco, para buscar y escuchar Podcasts. Que pueden ir desde esos programas que siempre me pierdo porque salgo tarde (los de la hora del taco, por ejemplo)… hasta algunos tan interesantes e imperdibles como los que tiene Ted Talks,  Google Partners, en los que cada semana entrevistan a un seco de la industria para que nos de “los 5 tips que le darían a su yo que inicia su carrera”. Tremendo.  O las Notas del Sábado, con los mejores reportajes de la revista del Sábado, narrados. ¿Mi placer culpable? El podcast de The Verge, en el que cuatro geeks -el editor de The Verge, algunos de sus columnistas e invitados varios- conversan sobre los nuevos lanzamientos, noticias en Silicon Valley y ñoñeces de ese estilo.

Audiobooks

El otro gran descubrimiento para mi transporte diario, me lo dieron los audiolibros. Y es que si algo echo de menos de andar en transporte publico (no porque no quiera, sino porque ahora vivo a 35 kms de Santiago), es que ya no puedo ir leyendo. O eso creía yo! El mainstream de los audiolibros se llama Audible, y es de Amazon. O sea, groseramente completo. Te suscribes 30 días gratis para probar y “Compras” libros que puedes ir escuchando. Lo bueno: el surtido y la calidad. El mes pasado escuché “Nord Mithology” de Neil Gaiman, ¡narrado por él mismo! wow. Lo malo? El formato: la suscripción (que vale como 15 lucas, nada de barato), te da un “saldo”, un monto que puedes canjear por un libor para leer en el mes. Si viajas harto como yo, dos semanas y se te acabó. Y como es una “compra”, a diferencia de Spotify o Netflix no puedes hacer zapping: compras uno y lo tienes. Punto.

Buscando alternativas -que by the way siempre pueden ser Torrent “Audiobook mp3”, encontré algo que está entre medio: iVoox. Una App que te lanza publicidad cada 45 minutos de lectura, pero que de vuelta te da una recopilación de podcasts y audiolibros espectacular. Con ella estoy ahora escuchando “American Gods” -Gaiman es mi otro copiloto-, y algunos podcasts de emprendimiento, tecnología, comunicaciones y management dignos de buscar. Algunos con resumenes de 30″ de libros que demorarías 4 horas en leer.

Asi que ya lo sabes: la proxima vez que estés metido hasta las narices en un taco, prende tu celular y empieza a leer. Mientras manejas.

Imperdibles del Viajero tecnológico

Tengo la suerte increíble de viajar muchas veces al año. La mayoría por trabajo. Charlas, cursos, reuniones regionales, seminarios… Y si algo he aprendido en todos estos años subiendo y bajando de aviones, es que hay algunas cosas absolutamente fundamentales para cuando viajas, que hoy aprovecho compartir con ustedes:

1. Sistema de entretenimiento abordo, a.k.a. Tablet.
Independiente de la línea aérea que escojas, o que te toque, siempre vas a estar al tuntún si te toca pantallita digital al frente o no. Sé por experiencia propia que American jamás te va a poner una pantalla al frente. Y aunque así lo fuera (y acá la verdad no importa si es Económica o Business), aunque lo tengas, y encuentres la película que querías ver hace tiempo, el pitido del capitán interrumpiendo cada 2 minutos hincha las pelotas en mala onda. Lo mismo me pasa con el Entretenimiento a bordo de Latam: es espectacular… pero tiene el problema de la pausa automática por cada comentario del piloto. Por eso, nada mejor que ir con tu propio entretenimiento a bordo: en mi iPad llevo normalmente a lo menos 2 o 3 películas –siempre está la posibilidad de que una de ellas sea pésima-, algunos libros y lo justo y necesario en música, por si quiero leer escuchando algo.

Películas: ¿Donde hay Torrent? En Google. Siempre cambia. Siempre hay que darse la lata para encontrarlos. No voy a actualizar este post cada 3 dias XD. Pero recuerden que ahora Netflix tiene ahora la capacidad de descargar contenido para que lleves. Ojo que sólo dura unos días.

Libros: Acá es tan fácil como buscar “nombre del libro .epub” para encontrar lo que quieras. Idem: puedes usar Downloader, o buscar desde tu compu y traspasar luego desde iTunes.

Comics: Un geek que se aprecie de tal nunca anda sin un par de ellos. En general el formato de los comics es .CBR. San Google, lo más simple y rápido.

2. Audífonos con cancelación de ruido

Ni siquiera los audífonos que te dan ellos se salvan del monstruoso ruido de la cabina. Por eso, estos audífonos con gomita salvan muy bien. Y ojo que hay desde Sony a 7 lucas hasta Bose de 60; o de casco hasta 200. Para todos los gustos y presupuestos orejiles. Yo al menos viajo siempre con unos Bose bien piola… pero estoy probando ultimamente con mis Airpods y salvan harto. ¿Bonus Track? con tele en mi pieza y la waif viendo su serie, es increíble el efecto “mute” al mundo real, que permiten estos gadgets.

2. Batería externa

Andar caminando por un país extraño, sabiendo que jamás te vas a quedar sin batería, me da una sensación de tranquilidad increíble. He tenido varios tipos de batería (desde una muy bonita, ondera y poco práctica para viajar, porque apenas cargaba un 30% de mi iPhone)…

JUMP_ native union ritalin.jpg

bestoss bateria ritalin

 

… hasta esta maravilla que recomiendo a ojos cerrados. Porque además de tener doble entrada (osea puedes cargar dos aparatos al mismo tiempo), trar un adaptador interno para iPhone, es pequeña y carga hasta 3 veces tu celular.

 

3. Aplicaciones para viajar (iPhone)

Tripcase:
una aplicación que está unida a la cuenta de tu linea aérea, así que te avisa si hay modificaciones en tiempo real. Además puedes sumar a mano la información de reserva de tu hotel, datos, direcciones y todo lo que necesitas para no perderte.

TripAdvisor:
Este sitio es lejos el que más uso para encontrar tips de alojamiento, viajes, cosas que hacer, comidas y vida nocturna. Su aplicación para iPhone te permite descargar mapas offline para consultar sin tener que estar conectado. Por lo pronto, sólo tienen las ciudades más cosmopolitas del mundo (New York, París, Roma, San Francisco, etc). En Estados Unidos, al menos con AT&T, me funcionó el mapa con georeferenciación sin tener que acceder a roaming ni plan de datos. Toma.

iTranslate:
Siri convertida en intérprete: ¿Estás frente a un chino? Selecciona “chino a español”; dile que te hable al celular, y una voz te traducirá en segundos.
Lo malo es que necesitas estar conectado a Wifi para que funcione.

MetrO:
Así, con la O grande. MetrO es una base de datos global de transporte público, que hasta ahora me ha funcionado perfecto. Sólo preocúpate de actualizar antes de viajar a la ciudad en cuestión. Luego, sólo tienes que poner Origen, destino; y te lanza un listado a prueba de perdidos (that`s me). Lo usé en Roma, en París y hasta en Santiago, y todavía no ves cartelitos míos de “Se Busca” en ningún poste.

Currency:
Este lo saco de la carpeta de Viajes y lo dejo a mano, porque se usa mucho. Se actualiza cada vez que lo abres, y te da los valores exactos de cambio a la moneda que se te ocurra. Hasta con 4 monedas a la vez.

CityMaps2Go:
Parecido al de TripAdvisor y sin duda un tanto más completo –aunque sin los datos realmente rankeados como lo hace la otra- este es el mapa ideal para andar trayendo. Antes de viajar, baja el mapa específico de la ciudad donde viajas.

Travalgram:
No es un imperdible, pero si eres tan fanático como yo a Instagram, esta App te permite sacar fotos con bonitas tipografías que dan cuenta de donde andas, para subirlas luego via Instagram.

Trips:

Esto salió hace apenas unas semanas y voy a usarlo en mi proximo viaje para contarles más. Es de Lonely Planet; y promete ser una manera simple y rápida de compartir tu viajes, inspirarte con la comunidad y recibir feedback y datos.

Finalmente, recuerden que la tecnología siempre falla donde menos lo esperamos. Y viajando en un lugar lejano, sin conexión a internet –a menos que seas mega-millonario como para el Roaming-, con Wifi y recarga incierta, te doy un tremendo dato que siempre sigo: escribir todos (¡TODOS!) los datos de tu viaje (Código de reserva, vuelos, teléfonos y dirección del hotel, y hasta pronunciación de frases de emergencia), ponlo en tipografía 7 u 8, e imprímelo para tenerlo en tu billetera.
Me ha salvado de varias.

 

Mis imperdibles tecnológicos

Todavía me estoy poniendo al tanto con WordPress (el maldito me borró un tremendo post que estaba escribiendo), así que definitivamente no entra todavía en mi lista.

Pero acá les doy mi Top 10 de “must-haves” versión Febrero 2013. Más de alguno les va a gustar:

FlipBoard y Zite. Porque son revistas para Tablet hechas a tu medida. Unicas como tus gustos: la primera, toma tus redes sociales y sitios favoritos (a esto, niños, se les llama “CSS” o Contenido Sindicado: tu te suscribes a tus sitios, y te llegan via Google Reader cual mail, para leerlos rápido), y los convierte en una revista. Con hojeo y todo. El segundo, es coolhunting de tus contenidos favoritos, y permite sumar más. Osea, hojeas el contenido que te gusta, pinchas tu favorito, lo lees y hasta compartes en tus redes sociales.

Evernote. El moleskine digital: una App para smartphones, tablets y Pcs que suple desde la nube tu falta de memoria: puedes escribir o grabar notas directo desde la App o “mandarle un mail” para que quede guardado. Muy útil cuando ves un link o sitio que quieres revisar con más tiempo, despiertas a las 3 am con una idea o quieres un listado de compras actualizado. Sirve hasta como “Word” simplificado.

Shazam, porque se acabó el “¿Qué canción es esa?” Y desde que me di cuenta que $0,99 es sólo $0,99, el click siguiente me hace dueño de esa canción en iTunes.

Apple TV: Con el nuevo Mac, sin cables ni configuración, “replica” lo que estás viendo en tu compu y lo lanza en rutilante HD a la tele frente a ti. Hasta mutea el Mac para que no te compliques. Genial.

Impresora Inalámbrica: Ni tanto más cara, y mucho más útil: “Papá, imprímeme una foto de…” Ya está saliendo de la impresora, hijo mio. ¿Bonus Track? Imprime desde tu SmartTV las fotos de Facebook y déjalos locos a todos.

Waze: Está bien una ley contra el alcohol y la conducción; pero si bajas la dosis a “nada”, definitivamente algún pechoño superpoderoso se hizo el vivo. Por eso Waze es tremenda ayuda: una Red Social de automovilistas que se ayuda entre sí con los tacos, los accidentes y los amigos en su camino. Mientras más lo usan, más inteligente se vuelve. Y hasta reconoce tus viajes de rutina y te da mejores rutas. Son miles de chilenos los que lo usamos y, hasta ahora, sólo buenas experiencias.

iPad: No dije tablet, dije iPad: Y este punto son 3 en uno: Por los Ebooks que los agradece mi espalda (30, 40, 50 libros y comics en una tableta de cristal y acero), y que altiro les digo “prueben y luego critiquen”: el eBook te permite hacerle doble click a una palabra para que, sin estar conectado y usando solo el diccionario interno del iPad, sepas la definición de la palabra. O pasar el dedo por la frase y dejarla marcada; hacer anotaciones y mandar por mail un texto interesante. Hazte eso, papel.
¿Segundo punto? Si viajas mucho, se acabó el “pin-pun: señores pasajeros…” El capitán no te habla más con tu Entretenimiento a Bordo. Cuidado eso sí con el que se echa para atrás cuando vas en Economy, que casi me lo eché más de una vez. ¿De donde bajar películas? Primero, en mp4; segundo, Cuevana (antes de ver la película, copia todo el link desde “=?id” y descarga. TheCinemaOnline -¡Cuevana para ver desde iPad!-  y SeriesYonkis funcionan igual de bien. Y no olvides comprarte audífonos con cancelación de ruido. De nada.

Clear: la App del 2012 por lo simple, y la interfaz copiada por MailBox (ver siguiente punto): Hacer notas y listados nunca fue tan simple e intuitivo. Una maravilla de interfaz. Los macabeos lo encontrarán una genialidad. “Te traje todo lo que me pediste, amorcito”.

Mailbox App: se hicieron famosos por su App que en realidad es un “tome un número” digital. Usa la interfaz de Clear y “les da a tus mails el lugar que les corresponde”, pudiendo pedirle que te avise de ciertos mails en 1 hora más, cambiar el orden por prioridades o desconectarte por un rato sin urgirte. Vean el demo. Yo estoy a 60,000 personas de tener mi App. Wuhuuu!!

Y ahora, la pregunta de rigor: ¿Qué se me quedó afuera, que realmente cambia tu día y mejora tu vida? Compartid.

Río de Janeiro, día 1